Enfócate en lo Bueno

Me debatí durante los últimos días si debía o no (más bien si quería o no) escribir a cerca de todo lo que está pasando. Y es cada uno está pasando y llevando la situación actual con realidades muy distintas.


Y si, hemos visto un boom de interacción en redes sociales. Parece ser el momento en el que sentimos la necesidad de hacernos visibles para que no nos olviden. Pero es importante para mi hablar de lo bonito, lo bueno, lo feo y lo malo. Tratamos de que todo sea perfecto, colorido y brillante en redes, pero es válido hablar y compartir lo que realmente sentimos, más ahora en estos momentos.


Desde antes de que el Covid fuese una realidad confirmada en Panamá, las ventas habían bajado. Varias novias preocupadas al ver que todo esto dejaba de ser foráneo y empezaba a verse cercano a nosotros, aplazaron sus eventos. Cuando todo se materializó en Panamá, simplemente decidí que no era el momento de aceptar pedidos, y le puse pausa a mi trabajo.


De un día para otro, así como yo, muchos colegas quedamos en pausa, bajo la incertidumbre del qué pasará mañana y si podremos seguir brindando nuestro trabajo, y generando ingresos (que de las fotos pal instagram no se vive).


Mi primera etapa fue la negación. No quería escuchar, hablar o ver nada relacionado con el tema. De ahí pase por una etapa de enojo y luego a un placer culposo. Me di una semana de vacaciones como nunca había tenido en los últimos dos años y medio. Había decidido poner pausa y todos, como yo, estaban en pausa. No recibí mensajes, correos, chats, llamadas... Fue mi etapa de mini vacaciones.


Mi cuarta etapa fue la necesidad de utilizar mi tiempo en algo productivo. Descargar cursos, buscar recursos gratis, dibujar, leer y ver todas mis series sin parar. Pero luego de esto me dije: y qué viene ahora? Y para ponerle la cereza al pastel, en medio de tanta locura, pierdo mi cámara (mi pilar para poder documentar mi trabajo) por razones ajenas a mi.


Fue en esos días que nació la incertidumbre. Y qué hago? Será que pongo todo en un cajón y espero a que pase? Me renuevo? Cómo es que se configura la página web? Y cómo me actualizo para aceptar pagos online? OYE mira lo que está haciendo ella/el, por qué yo estoy aquí con los brazos cruzados?...


Esas y mil preguntas más se han pasado por mi cabeza, y han sido común en colegas y amigos con los que he podido conversar.


Y es que hay días en los que uno amanece mega positivo, con ganas de comerse al mundo y otros en los que solo quieres una taza de café y dejar el el día pase.


Poco a poco mis clientes de siempre me han ido escribiendo y dándome, sin ellos saberlo, ese aliento de energía que necesitada. Me preguntan si estoy haciendo pedidos, que les encantaría celebrar con uno de mis dulces... esos mensajes han sido mi gasolina en los últimos días y siempre estaré inmensamente agradecida.


En medio de tanta incertidumbre, he elegido enfocarse en lo positivo y dejar de ser tan dura conmigo misma para poder fluir.


He decidido que hay días en los que no querré y podré hacer nada, y no me presionaré ni juzgaré por ello.


He decidido que quiero enseñar, que nunca "había tenido el tiempo", y que es algo que no quiero dejar de hacer, por pequeño que sea al principio.


He decidido que mi trabajo no es una prioridad para muchos en estos momentos, que no tendré la demanda usual, pero que si puedo poner una sonrisa en mis clientes y ayudar a endulzar sus celebraciones incluso en estos momentos, soy feliz.


Hoy por hoy me siento como aquellos primeros días de Cristal de Melaza, en los que en realidad no tenía ni idea de qué hacer, cómo seguir o qué venía después, solo que esta vez tengo mil herramientas más en mi mano, y he decidido que sea lo que sea que venga, es una oportunidad de inicio más.


Gracias a ti que me lees, que eres mi cliente, que responde a mi contenido, lo recomienda y lo comparte con otros. Para emprendedores como yo, esto es lo que nos mueve.


Y si tu estas pasando por algo parecido, procura no ser tan duro contigo mismo. Esta situación no tiene manual y cada uno está haciendo lo que puede con lo que se tiene.


100 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo